CAMINO A ROMA

Foto CAMINO A ROMA

EL EQUIPO DE PROMOCIÓN DE ESPAÑA HA SIDO INVITADO A REPRESENTAR AL SISTEMA INTERNACIONAL DE LAS CÉLULAS EN EL ENCUENTRO DEL DICASTERIO DE LOS LAICOS EN ROMA.

El equipo de promoción del Sistema de Células Parroquiales de Evangelización (SCPE), de España ha sido invitado a formar parte de la representación del Organismo Internacional en el Encuentro anual del Dicasterio de los laicos, familia y vida con las asociaciones laicales, movimientos eclesiales y nuevas comunidades de ámbito internacional, que tendrá lugar el martes 19 de junio en la Ciudad del Vaticano, en la sede del Dicasterio.

Junto al fundador de las Células Don Pigi Perini y Don Paul Fenech, el vicepresidente del organismo, se ha invitado a participar en esta reunión a Vicente J. Estalrich Ferrer, uno de los integrantes de nuestro equipo de promoción de España (www.celulasevangelizacion.org).

Esta reunión se ha preparado con la intención de ayudar en la reflexión de la Iglesia ante el próximo Sínodo de los obispos con el Papa Francisco “Los Jóvenes, la Fe y el Discernimiento Vocacional”. La finalidad de este encuentro es recoger la voz de los movimientos eclesiales sobre este tema, para transmitir esta información a los obispos y al Santo Padre. Contará además con la asistencia del Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario general del Sínodo de los Obispos y el Cardenal Kevin Farrell, prefecto de la doctrina de la fe.

Nuestra intervención tratara de cómo las Células son una buena respuesta actual a los retos y necesidades de la juventud.

La organización de las Células de Jóvenes en España es muy similar a cualquier otra célula, en ellas ayudamos a los jóvenes a desarrollar los fines del Sistema de las Células:  crecer en la intimidad con el Señor, crecer en el amor recíproco en grupo, compartir a Jesús con los demás… hacer que poco a poco estos jóvenes sean conscientes de que Jesús está en su vida, que obra en ella, que les acompaña y de esta forma trabajar las estrategias necesarias para convertirse en unos verdaderos discípulos misioneros.

Lo que caracteriza a las células de jóvenes, es la necesidad de que el leader tenga un acompañamiento fraterno con cada uno de estos jóvenes, este es un requisito indispensable y necesario. El leader se hace presente tanto en las redes sociales que utilizan, como de forma presencial. Con estos grupos además se tiene un especial cuidado en que se tengan, además de los momentos de la célula, otros momentos donde compartir juntos: comidas, cenas, celebraciones…

Además de encuentros lúdicos, también se han propuesto encuentros donde, toda la célula, puede vivir algún encuentro de oración juntos, adoración en la capilla, rezo del rosario… lo importante es ir en grupo descubriendo lo bueno que es estar cerca de Jesús.

También se intenta que los jóvenes, guiados al inicio por el leader, tenga un compromiso en la capilla de adoración, al menos media hora a la semana.

En cuanto a las catequesis, estas siempre son grabadas en video y tienen un carácter más kerigmático, incidiendo en la figura de Jesús, como referente de vida para el cristiano. Es necesario adaptar las preguntas para que se pueda dar un verdadero diálogo, llevando estas a su vida cercana.

En las células de jóvenes se aprende un modo diferente de vivir, aprenden a vivir como Él. Se responde a la frase de Jesús: ¡Venid y lo veréis!, ¡Haced vosotros mismos la experiencia!, ¡No busquéis información externa de otros! ¡Venid a vivir conmigo y descubriréis como vivo! ¡Desde dónde oriento mi vida! ¡A qué me dedico y qué es lo que me hace vivir así! ¡Sólo conviviendo con Jesús aprenderemos a vivir como Él! Este es el paso decisivo que estamos ayudando a dar a los jóvenes, para entrar en el camino de Jesús.

ALGUNOS TESTIMONIOS DE JÓVENES QUE REFUERZAN LA INTERVENCIÓN:

Célula 1 de jóvenes de la Parroquia Ntra. Sra. de Loreto de JáveaCélula 1 de jóvenes de la Parroquia Ntra. Sra. de Loreto de Jávea

María (27 años)

La célula me ha ayudado a vivir mi fe de forma más activa, fijándome en los pequeños detalles, y aprendiendo a dar gracias por las cosas que me pasan, no atribuyéndomelas a mi o a la pura suerte.

Ahora tengo más fe y más confianza en Él. Vivo día a día de forma más sencilla, sin tener la necesidad de preocuparme por tonterías porqué se que Jesús está a mi  lado.

Al inicio tenía miedo y vergüenza de comunicar la fe, pero la célula me ha ayudado a descubrir que la evangelización es un aspecto más de mi vida y ahora me siento orgullosa de ello, aun me falta perder algún respeto humano, pero he mejorado mucho.

Elodia (28 años)

La célula me ha ayudado a  madurar en la fe, me permite ver cada día como Dios obra en mi vida, descubrir sus gracias y regalos,  abrir los ojos a las realidades de los demás, permitiéndome entenderlos un poco mejor, descubriendo como puedo amarlos y servirlos, parándome a pensar en ellos como lo haría Jesús. El hecho de poder abrirme a un grupo reducido de personas, de poder compartir con ellas sin temor a ser juzgada, sabiendo  que van a respetarme, y sabiendo que son personas como yo, que tienen el deseo de conocer más a Dios, de dejarse amar más por Él y de darlo a conocer a los demás, hace que poco a poco me vaya sintiendo más cómoda al hablar de Dios y de mi relación con Él , no solo en la célula sino en cualquier otro ámbito de mi vida.

Es cierto que a veces vuelven a aparecer las inseguridades, los miedos, el temor a ser juzgada y no ser aceptada, el diablo conoce nuestras debilidades y temores, pero el amor de Dios es más fuerte, conocerle mejor, saber cuánto me ama y contar con el apoyo de los demás celulines me ayuda a quitarme las máscaras, a sentirme más segura, a confiar en que si Dios me quiere instrumento, también me capacita para ello, y a entender que no depende solo de mí, sino que el protagonista de esta historia es el Espíritu Santo.

Leticia (29 años)

Siempre he estado vinculada en la parroquia pero ha sido con las Células cuando he experimentado una manera especial de vivir mi fe. Espero ansiosa cada encuentro.

La célula ha supuesto para mí, pertenecer a una comunidad donde vivir, compartir y hacer crecer mi fe de forma muy real. He experimentado la adoración, la fuerza del Espíritu Santo y su gran poder evangelizador.

Personalmente, he adquirido nuevos hábitos, otras formas de encontrarme con el Señor y tengo menos dificultad para hablar de mi vida cristiana.

Juanjo  (23 años)

La célula mejora mi vida en la fe y hace que cada día me acerqué más a Dios y me ayuda a compartirle con las demás personas. Vivo mi misión evangelizadora como un reto constante.

Toni y Tamara (matrimonio joven, 33 años)

Nos aporta una visión distinta en la forma de vivir la fe, hemos aprendido a vivir y compartir la fe en comunidad.

Hemos tomado más conciencia de la presencia de Jesús en nuestra vida, lo que se traduce en confianza, serenidad y alegría en nuestra forma de vivir.

Ahora hablamos del Señor con total naturalidad a nuestro entorno, intentando dar un bello testimonio de lo que es haber descubierto a Jesús más de cerca.

Con todo esto, el equipo de promoción está muy ilusionado, contando con toda la oración de las Células de España, para que nuestra intervención sea la que la Iglesia necesita, siempre guiada por el principal protagonista de la evangelización, el Espíritu Santo. Os mantendremos informados de todo lo que suceda. Un abrazo en la fe, rezad por nosotros.

Vicente J. Estalrich Ferrer

Secretario Equipo de Promoción de la Células España.

www.celulasevangelizacion.org

Comparte la noticia

Categorías